De nada sirve tener el producto más innovador y la empresa más avanzada si no logramos colocarlo en el mercado. Y no podemos distribuirlo si no contamos con una adecuada fuerza de venta; y no aprovecharemos el potencial de un dpto. de ventas sin una buena Planificación Comercial y una correcta gestión del equipo.

Transformamos el área comercial y de marketing para que trabajen como una sola y estén perfectamente coordinadas. Definimos nuestro trabajo en tres palabras: Clientes, Ventas, Resultados.

Para ello ponemos en práctica una metodología propia que pone el foco en tres momentos clave del ciclo comercial: Construcción de la Estrategia, Ejecución de la Estrategia y Análisis de Resultados. A su vez los dividimos en seis fases interconectadas entre sí: identificación, atracción, generación, captación, fidelización y multiplicación. En cada una de las fases ponemos en funcionamiento técnicas para mejorar el proceso de comercialización y vincular la marca a cada cliente.

Nuestra metodología se adapta al sector, el modelo comercial, al estilo empresarial y a la dimensión de la compañía. Nuestras actuaciones conllevan como consecuencia la evolución de las figuras directivas encargadas del plano comercial, capitalizando en ellos y la empresa nuestro know-how como equipo consultor, el cual cuenta con la vivencia de superación y logro en de otras empresas que se han enfrentado y enfrentan a los mismos problemas y dificultades comerciales.

Aportamos Ciencia al fenómeno de las ventas. Evolucionamos tu área comercial.

Áreas de especialización

Construcción de la estrategia

¿Quiénes serán nuestros mejores clientes? identificar
¿Cómo localizamos a nuestros target? atraer
¿Qué debemos saber de cada contacto? generar
Junto con los responsables de la empresa se definen el Plan de Marketing y Comercial necesarios para establecer una estrategia de vinculación con los clientes eficaz. Mediante diferentes herramientas de análisis de datos e investigación de mercados se determinan aspectos como la concreción de los públicos objetivo clave de la empresa y la forma de abordarlos, los objetivos de captación de clientes y el plan de acciones para el desarrollo del plan a corto, medio y largo plazo. Estas acciones deberán concretarse para el funcionamiento de los departamentos de marketing y comercial con una adecuada asignación de responsabilidades, recursos y objetivos.

Ejecución estrategia

¿cómo conseguimos clientes? captar
¿cómo incentivamos la fidelización? fidelizar
¿Qué hará que compren +cantidad, con +frecuencia y +productos? multiplicar
Nos centramos en trabajar en diferentes acciones de captación, fidelización y incremento de las ventas. Para ello, establecemos diferentes estrategias de marketing y comerciales que viabilicen los objetivos planteados. Nos apoyamos en el CRM para medir el funcionamiento de la acción comercial y la eficacia de las acciones que se realizan. Implantamos cuadros de mando para el seguimiento de los objetivos y trabajar con los equipos comerciales los resultados que se están alcanzando en cada área teniendo en cuenta las necesidades específicas de cada tipo de clientes y el esfuerzo comercial que hay que dedicar a cada uno de ellos.

Implementación de Consultiva de CRM.

Considerando al CRM como un pilar central para la práctica comercial nos encargamos bien de aprovechar la herramienta que ya pueda existir en la empresa, o de aportarla. Implementamos CRM ya no solamente desde un punto meramente tecnológico, sino consultivo. Esto conlleva su perfecta adaptación al sector, a la práctica comercial realizada, al nivel de control deseado, y a las capacidades analíticas necesarias para una toma estratégica de decisiones comerciales, que no den lugar a la estimación o criterios subjetivos. También nos encargamos para ello de la formación, tanto de las figuras directivas como a los puestos comerciales, convirtiendo así además al CRM en un eficaz sistema de productividad personal.

Análisis. Inteligencia comercial

La analítica, provee a la empresa el medio para entender lo que está sucediendo con las acciones que se ponen en marcha en cada una de las fases. Se trabaja en analítica operativa de ventas para disponer de datos actualizados de los clientes actuales y potenciales: clasificación, calidad, evolución, efectividad de las ventas. O de carácter más estratégico, para establecer correlaciones entre los datos como soporte para las acciones de marketing para tratar a cada cliente como único. Por supuesto, todo ello depende de un trabajo previo de recogida de datos continuado en el tiempo que se debe abordar con la empresa para cambiar la dinámica de análisis previa.